¿Tener una alarma en casa impide a los okupas?

Según algunos datos y encuestas realizadas por la policía indica que las ocupaciones aumentan considerablemente todos los años, siendo Barcelona una de las ciudades con más delitos de este tipo.

La okupación ha sido y está siendo un tema de gran preocupación por los propietarios en España, pero si la casa cuenta con una alarma instalada la okupación se considera un allanamiento de morada y la policía pueda realizar el desalojo de inmediato.

La seguridad de las alarmas

La conclusión de las encuestadoras españolas concluye que el 50% de los españoles no saben que una casa que disponga de un sistema de alarmas instalada no puede ser ocupada, por lo que se considera un delito de allanamiento y en el código penal indica que la policía puede actuar de inmediato y desalojarlos.

Por consiguiente, el desalojo será algo inminente, sin tener que pasar por el proceso engorroso de un juzgado, lo que le supone al propietario un costo adicional y que además le puede llevar meses o años solucionar legalmente.

De igual forma, en las encuestas se les ha consultado si tener una alarma instalada les brinda mayor seguridad o si sienten que pueden evitar los ocupas y la mayoría de sus respuestas son afirmativas, pues la mayoría de personas encuestadas afirman que se sienten más protegidas al tener una alarma instalada en casa.

Asimismo, la mayoría de los propietarios recomiendan las alarmas de seguridad a los familiares y amigos con el fin de prevenir un robo u okupación ilegal.

No hay dudas, la okupación ha sido y siempre será una de las principales preocupaciones para los ciudadanos en España, pero lo que muchos no saben es que una alarma de seguridad ampara totalmente al propietario en caso de intrusión, pues es considerado para muchos como un delito.

Recomendaciones efectivas para evitar una okupación

Llamar al 911: ante un caso de okupación lo más importante es informar acerca del delito, así que si poseen una alarma de seguridad, la policía procederá a aplicar el desalojo de forma inminente y será más fácil sacar a los intrusos de la propiedad.

No dar señales de ausencia: aunque se una vivienda vacacional que permanecerá durante algunos meses vacía o para la vivienda principal, es recomendable la instalación de las alarmas inteligentes pues puede programar el encendido y apagado automático de las luces, así como la apertura y cierre de las persianas, entre otras funciones que le indicarán a los okupas que hay alguien en casa por lo que no será tan fácil entrar e invadir la propiedad.

Instalar placas disuasorias: esto es importante para dar a entender que la casa posee alarmas ideales para disuadir la intrusión y evitar los okupas.

No hagas público tus planes de ausencia: hay que evitar publicar en redes sociales o a cualquier desconocido que estarán de viaje, pues será lo que le indique a los okupas que la casa está vacía y será más sencillo ingresar.

Finalmente, es recomendable que un vecino o cocido pueda visitar la casa cada vez que pueda y realizar algún tipo de movimiento para evitar que observen la casa vacía.